Ser conocido por todos los aficionados a este deporte en Galicia y por muchos otros en el resto del territorio nacional se debe a una larga trayectoria que comenzó en 2004 y que además se ha visto reflejada en grandes gestas como la de haber participado en la Copa Suzuki, haber vencido en la Challenge Galicia en 2007, haber ganado la Top Ten Pirelli hasta en dos ocasiones en 2016 y 2017, haber pisado algunos podios absolutos y haber colocado una montura inferior por delante de algunas superiores en numerosas ocasiones… entre otras cosas.

Pérez no es el prototipo perfecto de piloto, pues también ha tenido errores y no siempre le han salido las cosas como él ha querido, pero ya tiene un reconocimiento forjado a fuego lento y buen hacer fruto de esa experiencia que dan las canas y el haber pilotado monturas tan exigentes como aquel Renault Clio R3 al que hizo Campeón, más recientemente el Clio N5 o echando la vista atrás el Peugeot 206 S1600.

Adquirido el Citroën DS3 R5, el de Salceda ha estado testeándolo recientemente en el Circuito de A Magdalena, donde ha podido empezar a saborear las mieles de una montura que, según sus propias palabras al diario La Región«es muy dócil. Se deja conducir bien y aunque el motor parece que tiene menos patada que el N5 creo que es más la sensación. Al final todo cambia, es un coche hecho por una marca y hay pequeños detalles que muestran diferencias claras».

Realizado el primer pasito, el binomio Jorge Pérez-Avelino Martínez competirán con el vehículo francés en el Rally de la Vendimia, precisamente en su 50 edición, en una prueba a la que el de Salceda lleva años teniéndola ganas y que ahora es el escenario perfecto debido a la lamentable situación del Campeonato Gallego por el Covid19 como motivo de fondo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Copy link
Powered by Social Snap