El Rallye Rías Altas estuvo marcado por las tormentas de lluvia y viento, y un ambiente casi invernal.

Joan Vinyes – Jordi Mercader (Seat Ibiza Kit Car), no pudieron completar el debut deseado en el Rallye Rías Altas 2020. Superaron la parte previa a la competición sin problema aparente. Una vez iniciado el rally, a un kilómetro de comenzar la primera especial cronometrada (Doroña) un control de carretera no les dejó continuar por un problema en la documentación del Seat Ibiza Kit Car.

Así comentaba Vinyes lo saucedido: Parecía que toda la documentación que habíamos presentado podía suplir al documento que no llegó a tiempo para disputar el rally. A la hora de la verdad no fue así y nada que objetar a la decisión que tomaron de dejarnos fuera de la carrera.
A pesar de todo fue una lástima, no habíamos tenido el tiempo necesario de preparar al detalle la cita gallega, pero la ilusión era máxima de regresar a finales de los 90 y pilotar un Ibiza Kit Car, en especiales parecidas a las que hemos competido recientemente con el Suzuki Swift R4lly S, por ejemplo.  

La climatología complicó mucho, el trabajo de los participantes.
Durante su estancia en A Coruña, Vinyes-Mercader superaron todas las fases previas de la competición (reconocimiento de las especiales, verificaciones, …) con una climatología muy desfavorable.
Parece que el invierno ya se ha instalado en tierras gallegas y los fuertes chubascos aparecían de manera intermitente acompañados de vientos huracanados. La sensación de frío fue constante.

Una vez cerrado el capítulo del Rias Altas, Joan Vinyes-Jordi Mercader volverán a activar el chip de los rallys actuales, el Rally Vidreiro (Portugal) está a la vuelta de la esquina. a pesar de todo la puesta a punto del Ibiza Kit Car queda pendiente, para un futuro próximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Copy link
Powered by Social Snap